lunes, julio 11, 2011

El cartero de las buenas noticias

Cuando era niño, una vez mi papá me puso a oír una canción porque me dijo que siempre que la escuchaba, se acordaba de mí. Le recordaba la emoción con que yo siempre anunciaba lo que quería ser cuando fuera grande. La canción era "Yo quiero ser bombero" de Facundo Cabral.

Con el tiempo, escuché más canciones y varios de sus monólogos. Algunas veces me reía por sus ocurrencias, otra veces uno ríe para no llorar por la sencillez de sus anécdotas, pero a la vez, por la verdad de su reflexión.

Es una tristeza que una persona que se sobrepuso a la pobreza extrema, al analfabetismo, al enojo guardado de su juventud, a la pérdida de esposa e hija, y al cáncer, haya tenido que partir por el odio de pocos y la coincidencia de viajar junto a la persona equivocada al momento equivocado.

Alguna vez lo escuché describirse a sí mismo como un cartero, que es feliz llevándole a la gente buenas noticias. Tal vez ya no esté con nosotros, pero su mensaje sí se quedó.

Buen viaje, caballero.



"Por eso espero que cuando llegue la muerte
me encuentre totalmente vivo."
Facundo Cabral

0 réplicas: